Las claves del nuevo Reglamento de Gobernanza de Datos (DGA)

El nuevo Reglamento europeo de Gobernanza de Datos o RGD –en inglés Data Governance Act, DGA– nace con el objetivo de promover la disponibilidad de (macro)datos dentro de la Unión Europea (UE) y de construir un entorno seguro para facilitar el intercambio de datos entre empresas o personas con fines de investigación, innovación y creación de nuevos servicios.


Los macrodatos y sus diferentes aplicaciones suponen una de las patas sobre las que se asientan los planes de transformación digitales de la UE y el impulso a la economía de los datos, con un ojo puesto en el potencial de la inteligencia artificial.

SECTOR PÚBLICO

La nueva normativa –aprobada por el Consejo de la UE el 16 de mayo de este año y, previamente, por el Parlamento Europeo el pasado 6 de abril– complementa la Directiva de Datos Abiertos de 2019 y permitirá la reutilización segura de ciertas categorías de datos del sector público, como por ejemplo, secretos comerciales, datos personales y datos protegidos por derechos de propiedad intelectual. Los nuevos contratos que se firmen tendrán una duración de 12 meses, que será de 30 meses para los ya existentes.


Por otro lado, se crea un punto de acceso único a nivel europeo, un registro electrónico consultable de datos del sector público para poner en común datos de sectores clave como la energía, el medioambiente, la movilidad o los servicios financieros.


EMPRESAS

El objetivo de la DGA es que las empresas adopten el intercambio voluntario de datos entre organizaciones para desarrollar nuevos productos y servicios. La eurodiputada alemana Angelika Niebler, encargada de la legislación en el Parlamento de la UE, explicó este enfoque: "Algunas empresas ni siquiera saben lo que se puede hacer con los datos de, por ejemplo, sus máquinas industriales. A través de un mayor intercambio de datos pueden surgir nuevos modelos de negocio, se puede lograr una mayor eficiencia o se pueden mejorar los productos", ilustró. "Los datos sólo tienen valor si se agregan, se refinan y se utilizan de forma correcta".


Dicho intercambio de datos facilitará el cumplimiento de las obligaciones legales –europeas o nacionales– y permitirá que las empresas compartan datos sin perder ventajas competitivas o que sean utilizados de manera fraudulenta.


PROVEEDORES DE SERVICIOS

En cuanto a los proveedores de servicios de intermediación de datos, se establece que deberán inscribirse en un registro para facilitar su reconocimiento (y confianza) por parte de los usuarios. El nuevo Reglamento de Gobernanza de Datos de 2022 determina que solo podrán utilizar los datos para los fines específicos para los que se compartieron y excluye que se puedan beneficiar de ellos vendiéndolos, aunque sí podrán cobrar por las transacciones.


DATOS PERSONALES

Los ciudadanos europeos tendrán un control total sobre sus datos y podrán ejercer los derechos que contempla el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) gracias a estos nuevos servicios. Los usuarios podrán compartir sus datos con las empresas de forma segura y siempre en función del consentimiento que otorguen.


ALTRUISMO DE DATOS

El RGD aspira a crear una alternativa a las plataformas de macrodatos y que los proveedores de intermediación de datos sean “neutrales” para facilitar la cesión de datos con fines altruistas, por ejemplo, en la investigación médica.


"Sabemos por las encuestas realizadas entre las pymes que muchas empresas son reacias a compartir datos porque temen que acaben en las manos equivocadas. Del mismo modo, como ciudadano, si comparto datos sanitarios sensibles quiero estar seguro de que los maneja una organización de confianza que tiene que seguir ciertas normas. Con la Ley de Gobernanza de Datos, especialmente con el sistema de certificación (...), podemos establecer mercados de datos en los que las empresas y los ciudadanos puedan confiar". - Angelika Niebler, eurodiputada -

La normativa contempla que se cree un registro nacional de organizaciones de altruismo de datos, sometidas a un reglamento específico y con reconocimiento en toda la UE, para aquellas organizaciones que aspiren a recopilar datos con esta motivación altruista. Asimismo, dispondrán de un logotipo identificativo.


SALVAGUARDAS

Asimismo, y en la línea de las salvaguardas que recoge el RGPD para los datos personales, el RGD establece salvaguardas contra las transferencias ilegales internacionales y el acceso gubernamental a datos no personales para los datos del sector público, los servicios de intermediación de datos y las organizaciones de altruismo de datos.


A través de la legislación secundaria la Comisión Europea podrá determinar qué países fuera de la UE ofrecen garantías equivalentes a las que contempla la legislación comunitaria para el uso de datos no personales transferidos desde la UE.


CLÁUSULAS CONTRACTUALES MODELO

Con el fin de brindar apoyo a los organismos públicos, la CE también podrá adoptar cláusulas contractuales modelo, igualmente válidas para los reutilizadores de transferencias de datos no personales a terceros países que contemple la RGD.


Consulta aquí la fuente original del Reglamento de Gobernanza de Datos.


#GobernanzaDeDatos #RGD #DataGovernanceAct #DGA #DataAct #economíadedatos #ProteccióndeDatos #Privacidad #RGPD #MacroDatos #InteligenciaArtificial

Contiac Abogados