Contiac Abogados

Madrid-Marbella-Oviedo

Contiac Abogados, S.L. | B 87174900

Princesa 25, 2ª Planta - Edificio Hexágono 28008 Madrid, España

+34 91 795 8048  |  info@contiac.com

¿Se adecúa tu negocio online a la legislación? ¡Compruébalo con nuestro test!

 

PULSA AQUÍ PARA HACER EL TEST

 

 

En España, más del 60% de los negocios digitales no cumplen con la normativa que les es de aplicación, y muchos de sus propietarios ni siquiera tienen idea de qué normativa rige sus tiendas y negocios online.

 

Ese desconocimiento deriva de muchos factores, y obviamente cada caso puede responder a unas circunstancias distintas, pero tres de los supuestos más frecuentes son:

 

  1. La falsa apariencia de que internet es un mundo sin reglas, gratis, y donde uno mismo decide cómo operar sin tener en cuenta nada más. Esta percepción de internet nació en el momento en que el usuario empezó a tener acceso a ilimitado número de contenidos de forma gratuita y a pesar de todos los mecanismos que hoy en día se están buscando desde los distintos sectores para contrarrestarla y hacer de internet un mercado de “negocios sostenibles”, aún se encuentra arraigada en la conciencia de muchos usuarios.

  2. Las posibilidades de personalización que ofrece el mundo online frente a la tienda física. El inicio de actividad en internet es libre, los e-commerce, apps, etc. pueden configurarse de forma totalmente personalizada e incluso sin necesidad de tener conocimientos de programación, en función de cómo quiere cada vendedor exponer su producto o servicio. Esto ofrece un universo maravilloso de posibilidades, pero también ocasiona que muchos vendedores determinen sus condiciones de venta, de devolución, de envío, etc. centrándose únicamente en sus preferencias.

  3. Un “Ahorro de Costes” mal planteado. Son innumerables los emprendedores que empiezan su negocio y piensan “bueno, ahora tengo que invertir en lo básico para empezar a ganar dinero y luego ya con el tiempo me pongo al día”. Aunque obviamente todo emprendedor ha de establecer su lista de “imprescindibles” en función del negocio que quiera iniciar, el problema es que generalmente el día a día nos absorbe una vez que empezamos, y se sigue retrasando ese momento hasta que llegan las sanciones y los sustos; y entonces adaptarnos a la norma supone, en el mejor caso, perder dinero, y en el peor puede implicar hasta tener que reconfigurar algunas áreas de nuestro negocio e incluso cerrar por incompatibilidad de nuestra actividad con la normativa.

 

No obstante, todos los prestadores de servicios de la sociedad de la información tienen la obligación de cumplir dicha normativa y, como el desconocimiento no exime el cumplimiento, os dejamos este cuestionario online para que descubráis en menos de 24 horas si vuestra web cumple o no.

 

PULSA AQUÍ PARA HACER EL TEST

 

Please reload

Please reload